Lago de Garda, bellezas del norte de Italia

Entre los bellos paisajes del norte de Italia, la zona de los lagos, y sus paisajes, son un atractivo a incluir en nuestras rutas turísticas por el país. El lago de Garda (Benaco) es el más grande de todos, un destino turístico sumamente recomendable.

Para arribar, partiendo desde Verona, estaremos en sólo 30 minutos en la orilla, aunque hay que saber que el lago, se extiende por unos 50 kilómetros, abarcando tres regiones del norte.

Mientras que hacia el norte es más estrecho y rodeado de montañas, en zona sur, el lago de Garda se interna en una llanura y un valle glaciar con un litoral más ondulado, entre pueblos y pequeñas bahías.

La última región, es la más poblada y turística, en medio de un clima moderado y una gran belleza natural. Un punto atractivo es el municipio de Sirmione, en la provincia de Brescia, y sobre la costa.

La curiosidad, es que el paisaje en ésta zona alcanza formas caprichosas, con una península que se interna en el agua y divide al lago.

Sirmione, posee una zona de balneario, y un casco antiguo medieval muy pintoresco. Es de hecho una de las principales ciudades turísticas sobre el lago de Garda, muy frecuentado por alemanes, holandeses e italianos. En todo el lago, hay además unas ocho islas pequeñas. Programar un paseo recorriendo sus costas, será una idea magnífica. Por si fuera poco, nos encontraremos muy cerca de Milán, a unos 95 kilómetros, en una región plagada de lugares por conocer.

Sé el primero en comentar en "Lago de Garda, bellezas del norte de Italia"

Enviar Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*