Esquiar en Andorra en diciembre

Cuando uno piensa en viajar en diciembre, hay múltiples opciones. Pero si se es amante del deporte, de la nieve y de la velocidad, ¿qué mejor que unos días esquiando en Andorra?

El Principado de Andorra es un pequeño y relativamente desconocido país situado entre España y Francia. La lengua oficial es el catalán, y es que precisamente está justo al lado de Cataluña, pero es más sencillo comunicarse con la gente en español. Su capital es Andorra la Vella (“Andorra la Vieja”), una pequeña ciudad con aire de pueblo que hará las delicias de los que busquenviajar en diciembre para huir del ruido y el estrés del día a día. Además es, pese a su tamaño, un lugar realmente cosmopolita: andorranos, españoles, franceses y portugueses se mezclan sin incidentes.

El esquí es el deporte nacional de Andorra, como no podía ser de otro modo: este pequeño país está enclavado justo en la cordillera de los Pirineos, y la nieve y los altos picos son algo habitual para sus habitantes. A pesar de su tamaño, Andorra posee nada menos que seis pistas de esquí: Pas de la Casa-Crau Roig, Soldeu-El Tarter, Grand Valira, La Rabassa, Ordino-Arcalis y Pal-Arinsal. Los precios para acceder a ellas oscilan entre los 30 y los 40€, y todas disponen de buenas áreas esquiables, gran número de monitores y telecabinas e instalaciones de primera categoría, todo más que adecuado para los más exigentes de los esquiadores que quieran practicar su deporte favorito durante un viaje en diciembre, y que solo deben preocuparse en buscar hotel + forfait.

Sé el primero en comentar en "Esquiar en Andorra en diciembre"

Enviar Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*